Confinamiento Covid19 Semana 1: «No fijes ninguna expectativa hasta que estés allí arriba!»

Estamos finalizando la primera semana de confinamiento en casa. Vaya semana hemos vivido!

Al inicio mi cabeza estaba llena de dudas y preguntas. ¿Voy a ser capaz de estar en casa sin salir durante las próximas dos semanas? ¿Cómo voy a reaccionar? ¿Cómo va a impactar en la relación de pareja? ¿Cómo va ser para mis hijos? ¿Cómo vamos a vivirlo como familia? ¿Qué va a pasar en el ámbito profesional? ¿cómo vamos a responder como sociedad? ¿Cómo va a impactar las personas queridas cercanas de mayor riesgo como los abuelos, padres y madres…?

Muchas preguntas y pocas respuestas al inicio del confinamiento

Ahora siento que hemos respondido mejor de lo esperado. Hemos vivido una semana excepcional que ni podíamos visualizar ni teníamos referencias anteriores en las que basar nuestros planes. Se parece mucho al contexto VICA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo) en el que hemos entrado en el mundo de los negocios desde hace ya algunos años.

He recordado a menudo una frase que aprendí hace unos años en un ejercicio de team buidling en California. La responsable de seguridad de la compañía que facilitaba los ejercicios en altura en un bosque de Sonoma (CA) dijo:

“No fijes ninguna expectativa hasta que estés allí arriba…” 

Tenía toda la razón. No tenía sentido desde el suelo, imaginar, analizar y planificar lo que iba a hacer allí arriba. La vida siempre nos sorprende, y por mucho que deseemos prepararnos para tenerlo todo controlado ahí arriba no sabemos que vamos a vivir o que va a suceder. Cuando estás a 15 metros del suelo, todo es diferente, tus sensaciones físicas, tu perspectiva, tus emociones, las opciones que visualizas no se parece en nada a las que vives cuando estás preparándote para el ejercicio. De repente todo ha cambiado y ves que estás en una situación completamente nueva que tu mente no alcanzaba ni a imaginar.

Así, en situaciones complejas e inciertas como esta, el control es una trampa

Creemos que tener las cosas controladas es crítico para nuestra felicidad y para el éxito en un retazo como este. Tratamos de controlar lo incontrolable. Lo que sabemos de nosotros antes de subirte a la secuoya no nos sirve para afrontar la nueva situación. Somos un desconocido para nosotros mismos ahí arriba resolviendo el reto entre los árboles. No se nada de mi estando en una situación de confinamiento. Cómo voy a planificar y controlar sin saber cómo lo voy a vivir. Menuda arrogancia la mía!

Creo que esta frase acerca de no fijar expectativas ha sido un tesoro esta semana. Me he dejado sentir la nueva situación sobrevenida. No me he forzado a actuar rápido y empezar a hacer cosas sin sentido. Me he dado espacio para reflexionar y sentir lo que cada día iba ocurriendo. He estado en múltiples conversaciones que me han permitido expresar y compartir lo que sentía y escuchar, empatizar y aprender de los demás. He aprendido de las reflexiones y preguntas que otros compartían en múltiples círculos con personas de todo el mundo. Con los más cercanos como familia y amigos, y con los más lejanos, colegas de Estados Unidos, Italia, Emiratos Árabes, China, Japón…hemos estado en permanente conversación.

Otro ingrediente que me ha ayudado mucho es el ejercicio físico y el cuidado de la energía. Mantener una rutina diaria de ejercicio me ha hecho sentir activo, ligero y fuerte. Me ha permitido liberar tensiones y angustias. Seguiré cuidando la alimentación esta semana, las horas de sueño y el ejercicio. Sin duda los hábitos saludables me dan energía y clarifican la mente y el corazón.

Para la semana siguiente, seguiré sosteniendo esta sabia frase y no me fijo ninguna expectativa. Seguro surgirán situaciones y sensaciones que ahora ni puedo imaginar. Frenar el deseo de control, el querer que las cosas sucedan según mi plan no me va a ayudar.

Confío, suelto y estoy atento y abierto a sentir e identificar lo que emerge y en el momento buscar la forma de responder de la mejor manera juntos con los de casa
Control y sobre exigencia no van a ser buenos aliados. Gestión de uno mismo, conocerse y gestionar los impulsos con sabiduría y estar en permanente conversación seguro formará parte de la fórmula de éxito para esta nueva semana que mañana empezamos de confinamiento.

Para acabar me quedo con una frase de la sabia inspiradora experta en liderazgo Jennifer Garvey, en su libro “Unlocking Leadership Mindtraps” apunta:

“When we open our horizons to direction rather than destination, and influence rather than control, we can begin to think about genuinely experimenting-trying something where we really don’t know what might happen next to see if it helps us travel in the direction we seek…”

Esta frase es una perla, es un sabio consejo. Recoge lo que hemos hecho en casa esta semana. Voy a seguir respondiendo desde este lugar, desde la dirección (el cómo deseamos vivir esta semana que estrenamos mañana), y desde la influencia y no el control. 

No fijes ninguna expectativa, no sobre analices y planifiques lo que vas a hacer y cómo lo vas a hacer, porque la realidad en la que te vas a encontrar no tiene nada que ver con lo que piensas que va a ser. Quizás cosas que has probado esta semana deben ser diferentes en la siguiente y quizás la experiencia de esta semana puede ser totalmente diferente a la vivida hasta hoy. Estar atentos, presentes, abiertos y flexibles para responder con lo que emerja. 

¡Seguimos y cuidaros mucho!

Deja un comentario