Expandiendo el liderazgo en las organizaciones…de verdad… Todo empieza en ti! (Capítulo 1)

Hoy todas las compañías y negocios buscan crecer y aportar valor en múltiples sentidos. Para conseguirlo es importante definir nuevas perspectivas, soluciones innovadoras a los complejos retos económicos, sociales y políticos que emergen. Todo ello debemos hacerlo en un contexto que percibimos sumamente complejo, incierto y volátil.

La capacidad que necesitamos para estar a la altura de dichos retos es sin lugar a duda el liderazgo. En el contexto de los negocios y la sociedad, los directivos y ejecutivos de las grandes compañías deben aprender a escalar el liderazgo en sus comunidades y equipos. Un tipo de liderazgo consciente e integral que provoque cambios sostenibles, agilidad en la capacidad de respuesta y crecimiento. Crecimiento y valor al servicio de la prosperidad de todos los stakeholders (clientes, proveedores, colaboradores, comunidades, accionistas). Liderazgo entendido como servicio efectivo. Efectivo medido como aportación de prosperidad a todos los colectivos de influencia. Este es el KPI relevante ahora, sostenibilidad y prosperidad.

Para la expansión del liderazgo, trabajando hace unos años en AddVenture con ejecutivos y directivos que han asumido esta responsabilidad que entraña este nuevo liderazgo, podemos ver claramente tres factores clave que contribuyen de manera decisiva a la expansión del liderazgo:

  1. Empezar por uno mismo.
  2. Desarrollar los Equipos de dirección.
  3. Implantar sistemas de desarrollo a nivel organizativo.

Aunque parece obvio, vemos como muchas organizaciones olvidan algunos de los pasos, y los esfuerzos a nivel de desarrollo del liderazgo e inversiones en crear una cultura creativa y fuerte para impulsar la estrategia y los resultados tienen un impacto imperceptible y limitado.

Exploremos que significa cada uno de los factores para poder diseñar y emprender acciones de desarrollo que transformen de forma significativa a los directivos y a las organizaciones.

¿Listo para bucear en el primer paso?

  1. El ingrediente número uno es el desarrollo del liderazgo de cada uno de los miembros del Leadership Team.

Es decir, el punto de partida es uno mismo. Es importante hacer una exploración profunda de las fortalezas y las debilidades de cada uno. No solo en términos de competencias, sino también en la mentalidad. ¿Qué talentos y habilidades que poseo me facilitan el mostrar un liderazgo efectivo? ¿Qué creencias, comportamientos y hábitos tienen un impacto negativo mi efectividad? Para ello la toma de consciencia, la reflexión regular y sobre todo el feedback son elementos necesarios para reconocer tu impacto en tu entorno.

La toma de consciencia (awareness) es el primer paso. Una pregunta básica a plantearse es: ¿Cuál es el sistema operativo desde el que estoy operando? Esta no es una pregunta de fácil respuesta. Requiere dedicar tiempo a explorar, a indagar y a preguntarse el porqué de nuestras elecciones, deseos, pasiones, decisiones, y posiciones.

En AddVenture utilizamos desde hace años el Global Leadership Profile, una herramienta fundamental para aportar luz a los líderes acerca de su mentalidad, su forma de ver el mundo y las dinámicas y patrones de reacción o respuesta ante los hechos que les ocurren. Este descubrimiento de uno mismo al completo es fundamental como base al trabajo de desarrollo. Comparar la versión ideal (mi mejor versión con el mejor impacto posible) frente a la realidad me permite identificar mi brecha de desarrollo.

Si no hay brecha no hay tensión, si no hay tensión no hay cambio

Ábrete al feedback en tu entorno. La forma más rápida de ganar consciencia sobre tu impacto es a través del feedback. Es fácil ver en cada uno de nosotros como en muchas ocasiones existe una brecha entre nuestra intención y nuestro impacto en los demás. A veces, lo que creo es la mejor forma de actuar, tiene un impacto desviado de mi intención. Vemos día a día, como los líderes con un peor impacto en sus equipos de liderazgo asumen o creen que tienen un mejor impacto del que realmente tienen.

En el caso de AddVenture, la incorporación del Leadership Circle Profile (LCP) hace 10 años en nuestros programas de desarrollo ha supuesto un significativo avance en la toma de consciencia de nuestros clientes. Con este potente 360º es posible reconocer la brecha entre el impacto que creo estoy teniendo y el que realmente es.

Una vez realizado el LCP, el siguiente paso, crítico para el éxito, es compartir tu perfil con el Leadership Team y profundizar en el feedback. El reto para uno es escuchar, no reaccionar a la defensiva y agradecer el apoyo que los demás nos están brindando.

El camino del desarrollo no se puede recorrer en soledad. Un espacio de feedback regular para ir recibiendo input de tu progreso va a ser imprescindible. El objetivo es conocer el efecto que estamos teniendo y si es mismo es coherente con la forma con la que deseas mostrarte en tu organización.

“Para tener éxito como líder, debes estar dispuesto a construir, mantener, y utilizar un robusto sistema de feedback” Scaling Leadership. Robert J.Anderson, William A. Adams

En cuanto al feedback, lo más difícil es mantenerse abierto, receptivo frente a lo que no nos gusta escuchar y actuar en consecuencia.

Enfoque en el punto clave de transformación. Es muy importante centrarse en aquellos comportamientos que tendrán un efecto más significativo en la efectividad de tu liderazgo. ¿Recuerdas la famosa Ley de Pareto o la ley del 80/20?

Elegir donde centrar tu esfuerzo de cambio es crítico. Mantenerse enfocado es un ingrediente clave del éxito en el camino de la maestría en cualquier ámbito. El enfoque nos permite ponernos en modo “Flow” y conseguir resultados más allá de lo que pensamos.

El mantener el enfoque en una sola cosa, nos permite practicarla con mayor intensidad y frecuencia. Mediante la repetición enfocada podemos apreciar con más claridad dificultades y retos, áreas de mejora y avances a celebrar.

También el centrarnos en un elemento facilita el que los demás nos den feedback especifico y de calidad o que nos apunten mediante el feedforward sugerencias de mejora en la dirección que buscamos.

Otro beneficio es que nos permite evitar el sentirnos arrollados o superados en nuestro esfuerzo de cambio y desarrollo de nuevos hábitos y rutinas. Cuando tenemos demasiadas variables a considerar nos agotamos y se nos hace la práctica cuesta arriba. Es el camino opuesto al éxito.

El éxito depende del enfoque, el ser consistente, repetir y repetir y no dejarlo cuando el resultado no llega

Cuando deseamos demasiadas cosas, nos fijamos expectativas en demasiadas direcciones y queremos resultados rápidos en muchos frentes y no lo conseguimos a la velocidad deseada (solemos ser poco realistas, nos machacamos con autocrítica y pensamiento negativo. Nos dañamos la autoconfianza y dejamos de creer en nosotros.

En fin, demasiadas cosas es el enemigo de la pasión y la energía; precisamente lo que más necesitamos para crecer y cambiar hábitos hacia la alta efectividad de nuestro liderazgo.

“The main thing is to keep the main thing the main thing” Stephen Covey

Pedir ayuda. A este punto ya muy pocos de los ejecutivos llegan en su camino de desarrollo.

Muchas veces hacen su 360º (a veces por obligación o por imposición), leen los resultados y hacen poca cosa más con ello. Tienen una visión del desarrollo de impacto único.
Con ello ya creen que saben que ocurre y creen saber como solucionarlo y mejorarlo. Al año siguiente tienen otro 360º o reciben feedback y parece el día de la marmota!

Una y otra vez el mismo feedback, definen sus objetivos de desarrollo, y no hay cambio. Este cuarto paso es fundamental para el cambio, pedir ayuda y, sobre todo, ¡dejarse ayudar!

Cambiar supone un tremendo reto para cualquier ejecutivo, Comité de Dirección, Leadership Team o para una Organización. El Coaching ejecutivo puede ser una vía muy sólida para diseñar un programa de desarrollo que incluya los 4 pasos mencionados. Si emprendes un proceso de este tipo asegúrate que estás incluyendo en tu camino los elementos mencionados.

Si no empiezas por ti mismo, te conviertes en un obstáculo para la transformación verdadera que debes liderar en tu organización. “You cancel yourself out”

Cuando empiezas por ti mismo, sostienes sobre todo con el ejemplo la agenda organizativa de desarrollo y lo haces con humildad, vulnerabilidad y conversación con los demás, ¡esto es lo que de verdad transforma!

Por supuesto, que todo lo escrito en esta entrada se basa en mi propia experiencia también. Esta semana pasada, reunido con mis socios de AddVenture hemos compartido nuestro propio LCP y nuestro GLP, hemos compartido feedback entre nosotros en nuestra reunión de Growing Together. Ha sido muy revelador afrontar de nuevo el reto del desarrollo (es mucho más fácil como te imaginas escribir sobre ello que experimentarlo), el feedback de los compañeros y el identificar tras varias conversaciones y horas de reflexión donde enfocarse en este nuevo capitulo hasta encontraros de nuevo para chequear avances y retrocesos.

¿Preparados para la verdadera transformación? ¿Te atreves?

Deseo que esta primera entrega sobre la expansión del liderazgo basada en el libro Scaling Leadership te anime y facilite tu puesta en marcha. ¡En la próxima entrega más!

Deja un comentario