Liderazgo y relaciones creativas

Las relaciones son el centro de atención de lo que hace un líder. Explorar quien soy yo en relación con los demás es fundamental. Me doy cuenta que en muchas ocasiones pretendemos relacionarnos con la persona que creemos el otro debe ser y no vemos a la persona que está en frente de nosotros. Los prejuicios, mis presunciones y mis definiciones sobre los demás limitan mi capacidad de ver quien es la persona que tengo delante y por tanto, constriñen las posibilidades en la relación.

Un factor a considerar es mi nivel de apertura en las relaciones en mi entorno y mi claridad.

Sabemos que uno de los supuestos reactivos (The Leadership Circle) muy presentes en el liderazgo y en las organizaciones es la protección. Suponemos que cuanto menos me muestre más seguro estoy, tengo mayor valía profesional si no cometo errores, si no muestro mis ideas y lo que pienso de los demás. Parece entonces que vivimos en nuestro castillo de cristal. Pensamos que mostrar nuestra vulnerabilidad limita nuestras posibilidades de éxito. Estamos sujetos a una serie de creencias que provoca que nos sintamos incómodos al mostrarnos a los demás. Sin la voluntad de mostrar nuestra vulnerabilidad parece misión imposible conectar con los demás y poner nuestro 100% en la relación.

Una interesantísima línea de investigación sobre como nuestras suposiciones y justificaciones limitan la construcción de relaciones es la del Arbinger Institute. En una de sus publicaciones bestseller, libro Anathomy of Peace (De la Guerra a la Paz. La resolución de conflictos desde su raíz, en la traducción española), nos muestran sus hallazgos en este sentido.

Cuando me sitúo en una de las cuatro perspectivas siguientes (ellos le llaman estar dentro de la “caja”) estoy bloquendo la posibilidad de construir una relación constructiva y rica con los demás

  • Caja 1: “Soy mejor”. No me permite ver a los demás como la persona que son, sino que los veo con prejuicio, como inferiores a nosotros, menos preparados y menos importantes. Desde esta caja nos relacionaos con los demás según nuestro juicio, no con la persona que verdaderamente tenemos delante.
  • Caja 2: “Yo merezco…”. En esta caja me siento maltratado, víctima, con derecho algo que no tengo, resentido. Este tipo de sentimientos me lleva de forma inconsciente muchas veces a justificar mi forma de tratar a los demás como objetos, no como personas.
  • Otro germen de los conflictos y las relaciones insanas es la caja 3: “Debo ser visto como…”. Cuando cargo con este tipo de caja de justificación, quizás me preocupo para que me vean los demás como una persona agradable. Esta caja me impide hacer algo útil y necesario, como dar un feedback, cuando creo que a la otra persona no le va a gustar. En términos del Leadership Circle, sería el supuesto reactivo de Complacencia. Desde aquí nos da miedo afrontar las conversaciones difíciles, los conflictos o las discrepancias. No somos auténticos y creamos un entorno de poca claridad a nuestro alrededor.
  • Finalmente hay una cuarta caja de justificación. La caja “Soy peor que..”. Esto me hace apartarme de los demás. Me incomoda estar en relación. prefiero la soledad y el no mostrar mi “inferioridad”. Miro a los demás con celos irritantes, Caemos en los celos por no “poder ser como ellos”. Me siento celoso de lo fácil que lo tienen los demás para conectar con otros y abrirse sin ansiedad ni tensión. Tengo miedo de no saber responder o quedar bloqueado.

¿En qué cajas te sitúas en tu día a día como líder? Estas “cajas” no te dejan ver a la persona que tienes delante, ni puedes acceder a las posibilidades que brinda cualquier relación.

Estas reflexiones te pueden servir para ver como muchas veces, de forma inconsciente, culpamos a los demás de los problemas de relación que nosotros mismos provocamos. Un líder efectivo es un maestro en la construcción y el mantenimiento de relaciones sanas y eficaces. Ahora que finaliza el año, ¿qué relaciones deseas revitalizar? En qué caja te has situado con esta persona? ¿cuál es tu propósito y tu estrategia para sanar dichas relaciones?

Que tengas un final de año lleno de descubrimientos que te permitan salir de tus “cajas”.

6 Comments

  • Jesus Martinez Cabanas

    19th diciembre 2014 at 08:11

    Hola Daniel, Excelente reflexion, como habituas. Ya me veo en alguna/s caja/s. Me llevo deberes para reflexionar en las vacaciones e inmediatamente me pongo a trabajar en ello. Sigue asi y disfruta de la navidad!

    Responder
    • Daniel Poch

      22nd enero 2015 at 16:17

      Gracias Jesús! Efectivamente todos nosotros nos encerramos en nuestras cajas habitualmente. Lo importante es darse cuenta. Una vez eres consciente, te observas desde la distancia y ya es una forma de salir de la caja. Ya estás fuera, eres el observador, sales de ella. Cuando no te das cuenta estás sujeto al mundo que has creado dentro de la caja. Por ello creo que las consciencia es tan importante. Para mi es sinónimo de liderazgo personal y buena gestión de uno mismo. Deseo que hayas disfrutado de las vacaciones tu también.

      Responder
  • Carmen

    19th diciembre 2014 at 11:29

    Me parece muy interesante, creo que hay que situarse en la “5 caja cada uno es cada uno y sus circustancias, incluido yo mismo” . Intentar interactuar bajo parametros de respeto a las personas y superación de los miedos personales y ser lo más auténticos posibles.

    Responder
    • Daniel Poch

      22nd enero 2015 at 16:20

      Gracias Carmen por tu comentario. Es muy importante actuar bajo el respeto, la autenticidad y añadiría la compasión. Aceptarse uno mismo, entender por que nos pasa lo que nos pasa y decidir libremente si deseo continuar dentro de la caja o salir de ella. Hacerse la pregunta ya es una forma de empezar a salir de ella.

      Responder
  • Daniel-Software psicometría laboral en línea

    16th febrero 2016 at 23:01

    Magnifico artículo me agrado el énfasis que se le da y sobre todo la importancia de las cosas, en uno de los párrafos se menciona lo siguiente ” Parece entonces que vivimos en nuestro castillo de cristal. Pensamos que mostrar nuestra vulnerabilidad limita nuestras posibilidades de éxito. Estamos sujetos a una serie de creencias que provoca que nos sintamos incómodos al mostrarnos a los demás. Sin la voluntad de mostrar nuestra vulnerabilidad parece misión imposible conectar con los demás y poner nuestro 100% en la relación.
    Estamos sujetos a una serie de creencias y sin ello no se logra llegar o conectar con los demás, así que pongamos de nuestro empeño día con día.

    Responder
    • Daniel Poch

      18th febrero 2016 at 17:28

      Gracias Daniel por tus palabras. Efectivamente lo expresas muy bien en tu escrito, hombre sabio…Intimidad y vulnerabilidad son clave para establecer conexiones verdaderas y profundas que nos enriquezcan a todos. Un abrazo.

      Responder

Deja un comentario