La CURIOSIDAD impulsa tu liderazgo

En el entorno VUCA actual nadie duda  que la apertura y la agilidad son competencias críticas para el liderazgo efectivo. Si como líderes no estamos  abiertos y disponibles para poder responder con prontitud a lo que va ocurriendo, muchas veces inesperado e imprevisible, estamos fuera de juego.

En AddVenture, trabajando con CEOs y equipos directivos, vemos como la llave que abre la apertura es la CURIOSIDAD

Detrás de la curiosidad está el deseo de conocer, de indagar y saber más. El buscar proactivamente nuevas experiencias y abrir diferentes perspectivas a las habituales y conocidas son atributos del ser humano. Por naturaleza somos curiosos y el aprender cosas y las novedades nos atrae.

En el número de septiembre-octubre 2018 de la HBR, se recogen resultados de nuevas investigaciones sobre la curiosidad y su impacto en los negocios. Estoy totalmente alineado con ellos y os los comparto añadiendo alguna aportación personal porque creo pueden abrir buenas reflexiones.

  • Existe una significativa correlación entre curiosidad y rendimiento de las organizaciones. Cultivar la curiosidad facilita a los líderes adaptarse ágilmente a los factores de contexto que van surgiendo en su mercado. Cuando la curiosidad está activada, reflexionamos más, indagamos más y dedicamos más tiempo a encontrar la respuesta y el curso de acción más adecuado. La curiosidad ayuda a no reaccionar impulsivamente con miras cortas y a abrir los ojos, sentir que aún hay elementos que no conoces y que debes buscar fuera de ti.
  • La curiosidad nos lleva a desear conocer la opinión de los demás. Esta búsqueda de opiniones, preguntas e ideas fuera de nosotros nos impulsa a crear conversaciones y relaciones con otros. Involucramos a otros en la reflexión, se crea mutualidad y colaboración. En los equipos de dirección es un elemento diferencial. Vemos equipos donde cada uno es responsable de su área de trabajo y se ve como experto en la materia, no confía o no ve valor en las aportaciones de los demás. Esto suele llevar a los equipos directivos a resultados mediocres. En los equipazos de dirección con los que he tenido la suerte de trabajar, los directivos buscan de forma proactiva el reto y cuestionamiento de los colegas del equipo. Ven valor en la perspectiva de los demás, se promueve la discrepancia y el conflicto constructivo. Ello permite disponer de múltiples perspectivas y responder a preguntas que uno solo es incapaz de ver o resolver. Hoy en día aumentar el espíritu de indagación, la investigación en equipo es ingrediente necesario.

Es impresionante ver como con esta dinámica de indagación colaborativa estos equipos extraordinarios crean una atmósfera de confianza y mutualidad con los colegas de trabajo que se contagia al resto de la organización

  • El deseo probar nuevas formas de hacer activa la transformación y el cambio. Lo líderes curiosos son más inconformistas y buscan formas diferentes de hacer. Experimentan más y desean vivir nuevas experiencias. No toleran el “siempre se ha hecho de esta forma…”. Esto crea una cultura de más agilidad, apertura al cambio e innovación. Imprescindible en el entorno VUCA actual. La curiosidad les lleva a asumir riesgos por el bien de la organización y sus stakeholders. No solo piensan en su gloria personal o sus intereses individuales. Arriesgan por hacer una contribución mejor interna y externa. La curiosidad y la voluntad de contribuir lleva su liderazgo a otro nivel superior.
  • Muy sorprendente las diferentes percepciones de la curiosidad en las organizaciones dependiendo desde dónde trabajamos. Los altos ejecutivos dicen que en sus compañías hay apertura y desean rodearse de lideres curiosos e innovadores. En investigaciones de Francesca Gino de Harvard Business School, el 70% de colaboradores dicen que encuentran barreras al preguntar en sus puestos. En realidad, la mentalidad de control de los directivos les lleva a pensar que la curiosidad es ineficiente y la experimentación incrementa el riesgo de forma innecesaria. Así que la curiosidad se percibe aún como negativa en muchos entornos empresariales, con lo que se genera menos cuestionamiento y menor grado de innovación del deseado.

Por ello, aquellos líderes que se muestran curiosos y crean culturas de indagación colaborativa, crean una cultura de liderazgo que es una ventaja competitiva clara. Es aún la curiosidad escasa, así que es un tesoro precioso a disposición

Así que en el contexto actual la curiosidad aparece como ingrediente fundamental para el éxito. ¿Cuáles son su beneficios?

  1. Reduce el nivel de error en la toma de decisiones.
  2. Impulsa la innovación y los cambios positivos.
  3. Reducen el conflicto y la insana competitividad interna.
  4. Mejora la comunicación y el desempeño en los equipos.
  5. Potencia la humildad y el ejercicio de un poder sano y creativo.

Este último punto es fundamental para CEOs y ejecutivos que deseen ejercer con responsabilidad su rol y su principal objetivo sea servir a sus organizaciones y equipos. Tu nivel de curiosidad refleja tu nivel de humildad y confianza en ti mismo. Estas preguntas te pueden servir para hacer una primer chequeo acerca de tu nivel de curiosidad:

  • ¿Te cuestionas a ti mismo?
  • ¿Pides consejo y opinión a tus colegas de trabajo sobre temas relevantes a decidir en tu área de responsabilidad?
  • ¿Te sientes cómodo ante la discrepancia de opiniones?

A pesar de los reconocidos beneficios que aporta la curiosidad, muchas veces se limita en los entornos empresariales. Sabemos que la curiosidad es un potente catalizador de la satisfacción y el bienestar de los empleados, de la motivación, la innovación y el rendimiento.  Entonces ¿Cuál es la barrera que no permite pasar de la palabra a la acción?

Reflexionaré sobre ello y lo comparto en mi próxima entrada. Estoy curioso por saber que descubrís vosotros.

Nos hablamos pronto!

Daniel Poch

 

 

8 Comments

  • Carme Navarro

    3rd septiembre 2018 at 10:33

    Hola Dani,
    Com sempre, quin post més genial!!!. Gràcies
    Simplement comentar que, realment, tenim poc “entrenada” la curiositat i el que sol pasar, a vegades, és que fa por preguntar “per si de cas es pensen” que ja hauriem de saber la resposta. Continuarem treballant!!!

    Responder
    • Daniel Poch

      3rd septiembre 2018 at 10:55

      Gracias Carme! Eso es, lo importante seguir con ganas de seguir aprendiendo y entrenar. Nuestras suposiciones definen las opciones que penamos están disponibles y nuestro comportamiento como lideres. El tomar consciencia de dichas suposiciones ya es un gran paso. Me has hecho conectar con el tercer Acuerdo de Miguel Ruiz, “No hagas suposiciones”. Encuentra la valentía necesaria para preguntar y expresar lo que realmente quieres. ¿Cómo sería compartir esta suposición con el equipo? Creo que esa valentía nos puede crear mucho espacio a nosotros y liberarnos de mucha presión y sobre exigencia. Yo cuando me lanzo y lo pruebo me sorprendo del poder liberador que tiene. Si lo pruebas nos cuentas, ok? Un abrazo fuerte y me alegra seguir en contacto contigo! Eres una gran líder Carme! Siempre aprendo mucho contigo y disfruto conversando!

      Responder
  • Jorge Grande

    7th septiembre 2018 at 20:02

    Gracias Daniel por un post que ayuda a reflexionar. En mi opnión, la curiosidad lleva al cuestionamiento y el cuestionamiento de las personas lleva a la demanda de información. Es ahí donde las organizaciones pueden enquistarse porque tanto directivos como managers encuentran “poderoso” controlar la información. Si queremos potenciar la curiosidad y con ello el “engagement” creo que es fundamental abrir mucho más los niveles de información. No sólo la formal sino también la informal. De este modo, al responder a las necesidades de los curiosos potenciaremos además de la innovación, el sentimiento de involucración y de aportación de cada uno al proyecto de empresa.Un placer como siempre leer tus posts.

    Responder
    • Daniel Poch

      10th septiembre 2018 at 19:13

      Efectivamente, la transparencia y compartir información genera confianza. Si no hay transparencia se generan recelos, suposiciones y chismes que destruyen las relaciones. Abrir la información permite aprovechar la sabiduría de los equipos y las organizaciones. Facilita la libre expresión de emociones, opiniones y perspectivas. Si las sabemos escuchar e integrar es la fórmula para navegar a buen puerto en este entorno VUCA. Gracias Jorge!

      Responder
  • jordi

    18th septiembre 2018 at 11:10

    Hola Dani,
    Como siempre un post muy sugerente. Entiendo que el líder curioso lo es por la capacidad de superar a su propio reptiliano y no dejarse vencer por el miedo al cambio. Pero es este miedo a salir de la zona de confort que hace de barrera para no pasar de la palabra a la acción. Seguramente el líder, por su condición, es capaz de superar tal barrera pero esta superación debe estar acompañada de una comunicación excelente o dicho esfuerzo se queda en nada ya que no se logra transmitir el virus de la curiosidad a los miembros del equipo.
    Aprovecho para disculparme por no comentar más a menudo tus posts que leo con fruición cada vez que los recibo.
    Un abrazo.

    Responder
    • Daniel Poch

      11th octubre 2018 at 21:47

      Hola Jordi! Muchas gracias por tu brillante aportación. Superar el reptiliano o saber gestionar nuestro ego. Por eso, curiosidad y humildad para mi van juntos. La comunicación es clave y el saber involucrar al equipo para generar entre todos un espíritu de apertura, colaboración y creatividad. Abrazo muy fuerte Jordi!

      Responder
  • Camila Bennett

    11th octubre 2018 at 16:31

    Hola Dani,
    Otra vez gracias… Me encanta el tema que nos traes y uno varios puntos: la curiosidad muestra apertura, ayuda en la comunicación y a su vez nos permite una mejor colaboración. Y creo como bien indicas que esta curiosidad es más potente en lo que nos puede aportar si la llevamos a aquellos departamentos o personas que son nuestros clientes y/o proveedores internos, donde precisamente la comunicación y la colaboración son fundamentales para la mejora de resultados.
    Y llevar en nuestra curiosidad una escucha abierta, dispuesta, una curiosidad curiosa… lista para aprender del otro que se abre a nosotros. No sé por qué has traído a mi mente el juego de la búsqueda del tesoro. Tal vez porque tesoro es lo que podemos encontrar si jugamos a ser curiosos.
    Gracias por compartir tu sabiduría!

    Responder

Deja un comentario